jueves, 1 de noviembre de 2007

El silencio de todos los Santos


Magnificas velas alumbradas

con su bello color rojizo,

transmitían el amor de un ser querido

hacia otro que se perdió

hace tiempo en la lejanía de la vida.


Era un día de culto a los muertos,

un día de paz y sosiego, melancolía

un ir y venir de pasos de gente

alabando a sus seres del mas allá.


Imponentes cruces se elevaban

hacia el cielo dando cobijo

a almas errantes,

que observaban como nosotros

íbamos retratando

el infinito esperar,

del tiempo entre los sepulcros.



Te lo dedico a ti, amigo Joaquin, es un trocito de lo que te escribí...





Mike Oldfield, The songs of distant Earth, "Let there be light"

Para recordar viejos momentos gloriosos!

2 comentarios:

Kinush dijo...

oooh!! muchas gracias AMIGA. La música no veas!!!, que quieres que te diga que una vez más me recuerda esas escapadas en coche a conocer senderos nuevos y con estas músicas y otras nos sumergiamos en un mundo de fantasia.
un besazo mu gordo!!!

La Creadora dijo...

A que si?. que lastima no tener ya coche, ains.... pero bueno nuestras patuelas son nuestro motor de aventuras jejejee.

SAludos